Conoce cómo las páginas con comportamiento malicioso perjudican el posicionamiento en buscadores

Categoría: Posicionamiento en Google

Share

Trabaje para que su sitio sea seguro

Una de las prioridades de Google respecto a los sitios que se indexan, es que representen un ambiente seguro y confiable en el que los usuarios puedan realizar sus consultas y navegar sin problemas; por este motivo se ha interesado por detectar las malas prácticas que puedan ir en contra de estos objetivos y puedan afectar el posicionamiento en buscadores. Se recomienda evitar la utilización de elementos que puedan manipular en determinado momento el contenido de la página o la forma como esta se carga o se muestra para los usuarios. Esta práctica negativa para sitios y páginas web equivale a crear sitios web que no sean seguros, y que presenten problemas para los usuarios que navegan por ellos; por eso Google tiene presente aplicar las restricciones correspondientes para evitar que esta clase de sitios tengan presencia en Internet. Utilizando esta clase de páginas es evidente que no se logrará un efectivo posicionamiento en buscadores, y por el contrario, perjudicará la visibilidad del sitio. También se debe hacer lo posible por controlar spam generado por usuarios en el sitio, que también puede llegar a perjudicar el posicionamiento del sitio. Los contenidos con comportamiento malicioso obedecen a ciertas variables que hay que tener en cuenta. En algunos casos un sitio web puede comenzar a descargar o distribuir contenido o software malicioso de manera inesperada; en todos los casos, el usuario no ha pedido que se descarguen estos datos, y por lo tanto su experiencia de navegación se ve entorpecida. Por esta razón Google considera estás prácticas como un serio incumplimiento de sus Directrices para webmasters y en el caso dónde lo considere necesario, el buscador puede aplicar las restricciones del caso. Esto se hace pensando en ofrecer a los usuarios garantías de seguridad en la web y resultados de búsqueda más relevantes. Entre los casos más conocidos que se incluyen en esta clase de prácticas están la manipulación o cambio del lugar en el que los contenidos se enlazan para engañar al usuario con determinado botón o enlace, con lo que se busca que el usuario haga clic en lugares inesperados de la página. También es frecuente cambiar las preferencias de búsqueda o la página principal en el navegador de los usuarios sin que el usuario sea informado o autorice estos cambios. Google está siempre vigilando que los sitios web no apliquen esta clase de estrategias porque para el buscador lo primero es la seguridad y tranquilidad de sus usuarios. Por esta razón también está atento a los sitios que utilizan técnicas como instalación de cualquier clase de software espía, troyanos, soluciones publicitarias, software malicioso, o cualquier otra clase de virus en el equipo del usuario. Todas estas vulneraciones afectan directamente el posicionamiento en buscadores, y por eso se recomienda evitarlas y hacer lo posible por mantener el sitio limpio de software malicioso. También es frecuente que cuando un usuario solicite una descarga se aproveche para incluir en ella archivos no autorizados que se instalan y ejecutan en el equipo del usuario.